E-mail marketing para el pequeño comercio (III): tu primer envío

Una vez definidos los objetivos para tus acciones de email marketing y recopilados los destinatarios en una base de datos homogénea, ya están preparados  los cimientos para hacer tu primer envío.

Los puntos básicos que hay que tener en cuenta para dar los primeros pasos en email marketing, son fundamentalmente:

Contenido. Hay que seleccionar el texto que irá en la línea de asunto, en el cuerpo del mensaje, en la firma y en el remitente: es distinto si se envía una campaña con ofertas promocionales que si se envía un boletín periódico con información de tu empresa o tu sector. Lo que se va a decir es diferente y cómo se va a decir, también. Debemos prestar especial atención a las palabras huyendo de aquellos términos que ‘suenan’ a spam, del tipo ‘oferta’, ‘gratis’, ‘descuento’… Hay que cuidar la longitud del mensaje y, especialmente, de la línea de asunto ya que, en la mayoría de los casos,  de ella depende que abran el email o no, y, por tanto, que nuestra campaña tenga éxito o no.  Otro factor vital es el de incluir enlaces estratégicos en el cuerpo del mensaje, de modo que nos orienten en lo que más interesa a los destinatarios.

Diseño. También dependerá de si la campaña será anunciando una oferta o si será una newsletter articulada en noticias. En ambos casos, hay que tener en cuenta que se debe utilizar un html adecuado para e-mail. No todo vale, pues los diferentes clientes de correo de los destinatarios (GMail, Hotmail, Yahoo., Outlook…) interpretan el código ‘a su manera’ y algo que se ve muy bonito en uno, se ve de forma desastrosa en otro. Si no dominas el tema, mejor subcontrata la plantilla a profesionales. Será un único servicio que te valdrá para los restantes envíos. Ah! Hay que incluir siempre alguna imagen, pero que el email no sea exclusivamente una imagen ya que podría caer en spam.

Software. Para hacer email marketing profesional lo mejor es usar un software de email marketing profesional, que facilite tareas como la gestión de altas/bajas de los suscriptores; la programación automática para decidir qué día y hora se realizará el envío; la personalización de los mensajes; la segmentación de bases de datos; el seguimiento analítico de resultados… Aunque parezcan utilidades a las que un principiante en el mundo del email marketing no le va a sacar partido, realmente son vitales para convertirlo en una herramienta real de captación y fidelización.

Lo fundamental es probar diferentes opciones hasta dar con la mejor fórmula para la empresa, los productos y el público. No hay que desesperar! Habitualmente, tenemos muchas expectativas cuando se lanza la primera campaña, y luego todos los resultados parecen pocos: poca gente ha leído, pocos han pulsado enlaces, pocos han respondido al email… Hay que poner los pies en el suelo  y pensar en objetivos reales. ¿Realmente ese ‘poco’ es tan ‘poco’?

Tras tu primera campaña, lo importante es que ya vas a tener tus primeros resultados, tus primeras cifras para ir comparando y evolucionando futuras campañas, corrigiendo si es preciso, y perfeccionando tu técnica. ¿Lo vemos en el siguiente artículo de la serie? :-)


Continuación de: E-mail marketing para el pequeño comercio (II): crea tu base de datos

Autora: María Capón, técnica de marketing en www.krasis.com, co-autora del blog sobre email marketing www.theemailingexperience.com y colaboradora en la gestión social media de las cuentas de las diferentes líneas de negocio de Krasis (@mailcast y @campusmvp).
Twitter: twitter.com/mariacapon
Email: mcapon@krasis.com

Esta entrada fue publicada en WWW y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>