El comercio chino y las grandes superficies ganan la batalla

El caldo de cultivo que ofreció España para la especulación con el comercio se hace realidad. Los grandes distribuidores al por menor y los comercios chinos dibujan el panorama actual como vencedores de una situación comercial y político-económica fácil de vulnerar. Hace dos años dibujamos la situación del Comercio chino en España.

No encontramos en el mundo una situación igual que la española, en las dos grandes ciudades Madrid y Barcelona los asiáticos ya dominan más del 50% de los comercios. Como resultado encontramos discursos que modifican sus críticas de hace menos de un año en alabanzas, justificándose como que lo anterior eran leyendas urbanas sin fundamento y ahora están convencidos de todo lo contrario. Claro que si nos sujetamos a las cifras actuales con más de 50.000 comercios asiáticos ya implantados, tienen que tener representación proporcional a su exponencial ocupación. Los comerciantes Chinos de repente pagan sus impuestos y seguridad social más que nadie, que ocupan locales que el comerciante no quiere ocupar ya, que no trabajan en ellos niños, que no venden alcohol a los menores, que son higiénicos como la mayoría, que se integran y cumplen con todas las normas de seguridad y propiedad intelectual, que son más trabajadores por la cultura del esfuerzo. Con qué rapidez se han transformado del yin al yan.

Tenemos unas ciudades que de repente parecen diminutas, no hay lugares atractivos para pasear con la insana costumbre que teníamos de “ir de escaparates”. Las opciones que nos ofrecen quedan reducidas al paseo en el centro comercial a ver siempre las mismas tiendas con idénticos estilos en un sitio y en otro. En las calles la oferta es , si cabe, peor, nos hacen retroceder a los años cincuenta o sesenta pero sin la alegría de vivirlas o de habitar en tu barrio de entonces. Lo cutre es lo que ahora admiramos por estar abiertos siempre y de cualquier forma. Las comparaciones deben ser completas para analizar y entender que está pasando con tanta rapidez en el retail mundial.

Las cartas marcadas de China

    • La carta económica: diferencias con el artificial devaluado yuan y el euro. Las importaciones parten con una primera ventaja.
    • La carta energético ambiental: en Europa el uso del carbón está muy restringido y en China no.
    • La carta social: en China no hay libertad de asociación para defender derechos.
    • La carta tecnológica: la propiedada intelectual e industrial es muy escasa. Copia masiva de la técnica y la creación de otros.
    • La carta política: los regímenes autoritarios son más eficientes y baratos que los democráticos, no hay costes de transacción ni de negociación.

La ventaja de la famosa cultura del esfuerzo se queda minimizada cuando se entra en el porqué, a costa de qué, y sobre todo esto solo está pasando aquí.

El comercio nos tenía reservado dormir en sillas como prosperidad y ejemplo, los trabajadores de las fábricas se suicidan como doctrina de competitividad. “El arte de la guerra” de Sun Tzu, con su invasión china, predica someter al enemigo sin combatir, con pacifismo y discreción hacia la victoria.

Imagen de previsualización de YouTube
Esta entrada fue publicada en Tiendas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El comercio chino y las grandes superficies ganan la batalla

  1. Pingback: Ya están aquiiiiiií… (las aperturas de comercios en festivos) | A mala baba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>